Mi palabra favorita: DETERMINACIÓN

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter

Determinación. La palabra que me sirvió de interruptor y que me hizo entender que para conseguir lo que uno quiere, lo primero que necesita es la DETERMINACIÓN de querer hacerlo.

No hay más, es el inicio. Si no empiezas con la decisión firme de querer llevar a cabo tus proyectos, siento decirte que no los conseguirás.

Lo he vivido en propia piel y he sentido la fuerza de esta palabra. Fue el click que me llevó a cumplir mi sueño y que ahora me tiene aquí escribiendo estas palabras para cumplir el siguiente.

Evidentemente, todo empieza por tener un deseo, un proyecto, una inquietud. Sin las ganas de querer hacer algo, sin el sueño, sin la aspiración… la determinación no funciona. Puede parecer algo banal, lo que ahora comento, algo de sentido común. Sin embargo, tristemente, el mundo está lleno de gente que ha dejado de soñar, a veces por apatía, a veces por inundación de posibilidades que llevan a las personas a no saber ni qué camino tomar, a veces por mil razonas más.

Tener el sueño es fundamental. ¿No lo tienes? ¿No hay nada que te motive? Eso habrá que solucionarlo, está claro. Intentaremos despertar de nuevo tu interés. Ahondaremos en el porqué has perdido tus pasiones. Analizaremos si detrás de esa apatía existe el miedo, la decepción, la falta de conocimiento de uno mismo y nos pondremos en marcha. No te preocupes, la vida está llena de sueños por cumplir. Sólo hay que elegir uno e ir a por él. Lo arreglaremos!

Yo era afortunada. Llevaba muchos años teniendo un sueño. Llegó a mi vida, así, por casualidad, o quizás no. Se trataba de un artículo de un de un periódico. La historia de una familia de cuatro miembros, si no recuerdo mal eran del norte. Se trataba de un matrimonio y sus dos hijas que habían experimentado un año de aventura dando la vuelta al mundo. Uauuu!! Impresionante!!! Yo también quiero!!!

Tengo que admitir que la pasión por viajar ya corría por mis venas, pero leer aquella vivencia hizo que mi mente me visualizará corriendo con la misma suerte con mi propia familia. En aquel momento, mis niños eran mucho más pequeños, por lo que pensé que eso me daría tiempo para ir organizando. Sin embargo, siendo sincera y recordándolo ahora, soy consciente de que, lo único que tenía eran ganas. Me faltaba el ingrediente principal para que mi sueño dejara de ser, precisamente eso, sólo un sueño.

Durante años me recree buscando información. Leyendo las experiencias de otras personas, imaginándome en mi aventura, haciendo cuentas, pensando en cuando podría materializar mi sueño.

Tengo que admitir que a pesar de contar con información a raudales, en el fondo no sabía cómo iba a poder realizar mi sueño y en el fondo, pensaba que no iba a pasar de ser eso, un sueño idéntico al de miles de personas que queda ahí aparcado o enterrado en un cajón para siempre porque se trata de algo que sólo acaban haciendo realidad unos pocos afortunados a los cuáles se les alinean favorablemente los planetas para poder tener la suerte de poder llegar a vivirlos.

Que equivocada estaba. Pensaba que los obstáculos que me impedían llevar mis sueños a esta dimensión eran cuestiones de dinero, falta de tiempo, etc.

El tiempo pasaba y las cosas en mi vida cambiaron. Mi matrimonio se terminó, con lo cual el sueño perdió un protagonista, pero no pasaba nada, todavía era viable en mi imaginación la experiencia, y yo seguía, cada tanto, visitando algún blog que me mantuviera el sueño encendido.

Hasta que llegó un día en que topé con una lista. La lista de cosas fundamentales que se necesitan para dar la vuelta al mundo. “Mmmm, interesante. Veamos que necesitaría llevar si algún día consigo la pasta para irme” Y el primer elemento de la lista me dio la respuesta, no solo para cumplir este sueño, sino para cumplirlos todos.

El primer elemento que se consideraba indispensable para poder materializar la experiencia era, nada más y nada menos que DETERMINACIÓN DE QUERER HACERLO.

Determinación… determinación clara y firme de querer hacerlo. Fue el interruptor, el disparo de salida, el abrir los ojos. Me lo sabía todo para poder irme, pero me faltaba lo fundamental: determinación de querer hacerlo.

A partir de entonces mi mindset cambió. Cuando alguien me preguntaba cuales eran mis sueños y yo respondía que quería dar la vuelta al mundo, la gente me miraba con cara de decir “no te fastidia y yo”, pero yo pensaba “vale, no me crees, pero yo ahora sé que la voy a dar”.

Y adivina… en el 2015 di mi primera vuelta al mundo. Si, si!! Digo la primera porque tengo la DETERMINACIÓN de dar una segunda y sé que así será.

¿Y a ti? ¿Qué sueños o proyectos te ha ayudado a conseguir la DETERMINACIÓN de querer llevarlos a cabo.

Deja KO al impostor que dirige tu mente.

Direcciona tus sueños

Descarga ya este training gratuito de 4 vídeos dónde te voy a dar pautas y estrategias útiles para vencer esa vocecilla interior que muchas veces no te deja avanzar con claridad y te hace dudar.

 Es hora de empezar.  ¿Te atreves a subir al ring?

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

SARA JANE BROWNE OLIVER te informa que la comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos y atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD). Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicites la cancelación. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp, (proveedor de email adscrito al Privacy Shield) ubicado en EUA. Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando tus datos personales vía email a lidera@sarajbrowne.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.